Inicio Editoriales Minería, contradicciones al acecho

pei1

cvp

vdm2tangaaguita

Nuestra sugerencia

ultimos tweets

Mail22RSS22

Minería, contradicciones al acecho PDF Imprimir
Editoriales - Editoriales
Escrito por Administrator   
Lunes 09 de Noviembre de 2015 19:53

El gobierno del Ecuador parece no querer entender la historia del extractivismo en América Latina. Todos los sábados se promociona como su fuese el último grito del desarrollo al que el país ingresa por la puerta grande, ofreciendo grandes proyectos a las empresas internacionales públicas o privadas.

El modelo “social y ambientalmente responsable” parecería ser la respuesta a todos los problemas que la nación enfrenta; la solución divina con la que el país va a salir del sub desarrollo e ingresar entre aplausos, confeti y champán al primer mundo, donde tendremos cumplidos hasta los más nimios e ínfimimos caprichos. Pero el gobierno no quiere entender la historia minera de América Latina.

 

La tarde del pasado jueves cinco de noviembre la localidad brasileña de Mariana vivió seguramente su momento más estremecedor y triste, cuando la rotura de una presa de agua y lodo contaminado con residuos minerales provocó la inundación de esta, en el estado brasileño de Minas Gerais.

Ríos de lodo y agua contaminada con los químicos que se utilizan en la extracción de hierro en esta zona, azotaron esta pequeña población, en donde se ha confirmado la muerte de una persona, 16 heridos y al menos la desaparición de otras 23.

Aunque la empresa minera Samarco se desdice en sus contradicciones y proclama que los ríos de lodo no son contaminantes, expertos de todo Brasil y el mundo demandan exámenes médicos de las personas afectadas y químicos para saber precisamente que clase de compuesto contenía el agua contaminada.

Así las cosas en el Ecuador es más válida que nunca la pregunta: ¿Queremos realmente este modelo minero “social y ambientalmente responsable”? Y más pertinente aún, considerando las tragedias ocurridas en países mineros como el Brasil: ¿”Somos realmente mendigos sentados en un saco de oro”?

Son cuestionamientos que deben ser respondidos con franca honestidad, ya que el modelo en el que el gobierno del Ecuador quiere embarcarse no ofrece garantías de ningún tipo, ni socialmente, o ambientalmente y peor aún en al coyuntura actual, económicamente.

Foto: globalnoticias, nov 2015