Inicio Editoriales Invisibles para el poder

pei1

cvp

vdm2tangaaguita

Nuestra sugerencia

ultimos tweets

Mail22RSS22

Invisibles para el poder PDF Imprimir
Editoriales - Editoriales
Escrito por Administrator   
Martes 30 de Junio de 2015 17:10

Cuando este país no daba todavía la bienvenida a la marea verde, en el campo ya se vivían serios conflictos sociales derivados de la defensa de la naturaleza. En el año 2002 decenas de jóvenes ecologistas extranjeros fueron deportados del país por apoyar la defensa de Mindo que se oponía a la construcción del Oleoducto de Crudos Pesados (OCP); Íntag en el año 2006 resistía el embate minero perpetrado por la empresa Ascendant Cooper que trataba de ingresar a la zona con paramilitares y así amedrentar a la población; en mayo del 2003 la selva se tiñó de sangre por una matanza de 26 indígenas aislados atribuida a los madereros ilegales que operaban en el Yasuní; Ángel Shingre, defensor de la naturaleza fue asesinado en noviembre del 2003 con tres disparos de bala en la víspera de que se reinicie el juicio contra Chevron TEXACO. La lista es larga. Atropellos, asesinatos, contaminación, delitos, fumigaciones.

Invisibles ante la sociedad, ante los medios de comunicación y la opinión pública.

Han transcurrido dos años de vigencia en Ecuador de la Ley Orgánica de Comunicación. En el Ecuador, el estado es más poderoso que nunca y copa cada vez más espacio, sobre todo en la esfera de la opinión pública administrando medios de comunicación públicos e incautados; justificando su existencia en la concentración de los medios en manos de pocas familias. El conflicto es evidente: el control de la Opinión Pública.

Y sin embargo, los invisibles siguen siendo invisibles, aunque griten su existencia.

Los muertos siguen cayendo y son llorados, Freddy Taish, Bosco Wisum y José Tendetza, por honrar el nombre de algunos. Los pueblos No Contactados son borrados del mapa, y no es una exageración. En Íntag se enjuicia y encarcela a aquello que siempre han defendido la naturaleza. En Girón se enjuicia a los defensores del agua. En Pacayacu la gente sigue bebiendo agua contaminada por la estatal PETROAMAZONAS. De nuevo, la lista es larga.

El Ecuador celebra dos años de la Ley de Comunicación con flamantes medios de comunicación públicos; que son financiados con plata de nuestros bolsillos.

La tortilla se viró.

Pero los invisibles de hace diez años, son invisibles hoy. Siguen muriendo, escondidos y perseguidos. Caminando en las sombras, bajo las ramas. Defendiendo, como siempre lo han hecho, la naturaleza y la vida.