Inicio Editoriales ¿TIESIJU ABANDONA PROYECTO EN RIO GRANDE?

pei1

cvp

vdm2tangaaguita

Nuestra sugerencia

ultimos tweets

Mail22RSS22

¿TIESIJU ABANDONA PROYECTO EN RIO GRANDE? PDF Imprimir
Editoriales - Editoriales
Escrito por Comunidad Río Grande   
Jueves 14 de Junio de 2012 15:53

Corrupción y falta de estudios serían la causa.

Con la presente comunicación hacemos conocer a la ciudadanía del Ecuador y especialmente de Chone, los últimos pormenores sobre el Proyecto Múltiple Chone. Hace dos semanas, Jorge Glass, Ministro de los Sectores Estratégicos y Walter Solís, Secretario Nacional del Agua, visitaron Chone con la finalidad de conocer los avances del proyecto en su fase I

, esto es la represa Río Grande y el Desagüe San Antonio. La reunión a puerta cerrada entre los ministros, funcionarios de la Senagua y del consorcio chino Tieseju-Manabí, se llevó a cabo en la UVC de El Olimpo, cerca a la ciudad. Luego Solís declaró a la prensa que los problemas en las obras, en especial el Desagüe San Antonio se debían al invierno y que iban a acelerar los trabajos.

Primero hay que aclararle al Ministro del Agua que los chonenses no somos ni estúpidos ni desmemoriados. Los taludes del canal San Antonio se derrumbaron en diciembre, cuando no llovía. Esta es la más clara evidencia de que nunca se realizaron estudios geológicos y geotécnicos para esta obra ni para la represa, como veremos más adelante. Entonces lo que sucede es que se improvisa.

Cuando se firmó el contrato para la construcción de estas obras se estipuló en una de sus cláusulas que los planos y diseños se incorporaban legalmente al contrato. Hasta la redacción de la presente nota NO HAY PLANOS NI DISEÑOS DE LAS OBRAS en la Notaría Tercera de Chone donde se legalizó dicho contrato, según se nos ha informado. ¿Qué es lo que se pretende? ¿Improvisar? ¿Jugar con la vida de los chonenses?

Segundo, en la reunión hubo un fuerte cruce de palabras entre Glass y Hu Jie, presidente de la compañía china. La discusión fue tan fuerte que los chinos han tomado la decisión, no oficial, de rescindir el contrato. Glass es quien usó la frase dictatorial “va porque va” momentos antes de la firma del contrato en julio 24 de 2010, en alusión a quienes nos oponemos a la represa.

Tercero, ¿Por qué se irían los chinos? ¿Qué razones tienen? Los extranjeros están decepcionados con la Senagua porque NO HAY ESTUDIOS COMPLETOS Y LAS OBRAS NO CUENTAN CON DISEÑOS Y PLANOS. Es decir, fueron engañados ya que se les dijo que todo estaba bien y que nadie se oponía a la obra, en especial a la represa donde los montubios y montubias nos oponemos porque no fuimos informados peor consultados según manda la Constitución en el art. 398.

Esto se deduce por todos los problemas que suscitados. El campamento de La Papaya se está destruyendo porque no se hicieron los estudios geológicos. Igual pasa con el campamento de El Jobo, construido en un lugar diferente al que se proyectó inicialmente y que la técnica manda a construir en un lugar elevado no junto al río como lo hicieron. Aquí se presentan fallas estructurales e hídricas.

Pero qué dirían los chinos, oficialmente, antes de irse. Podemos deducir. Tienen dos alternativas. La primera sería reconocer que no tienen la capacidad técnica para una obra de esta naturaleza (en la página web del SRI aparecen como constructores de vías férreas y carreteras, no de represas). No creemos que opten por este camino porque se juegan el prestigio internacional de la compañía Tiesiju Engineering Company. La segunda sería declarar que la Senagua les engañó ya que no hay estudios geológicos y geotécnicos para estas obras, por lo tanto las mismas son imposibles de construir salvo que se realicen nuevos estudios, lo que encarecería la obra.

Un error que se repite

Esto fue lo que pasó con La Esperanza a principios de la década del 90 del siglo pasado. Los coreanos de Daewoo rescindieron el contrato porque los estudios no estaban bien hechos ya que encontraron un paleo cauce –río antiguo- en el estribo derecho y había que utilizar técnicas constructivas más caras y de alta tecnología. El CRM no quiso pagar más. Pero al final tuvo que hacerlo a la compañía española que la construyó. La Esperanza entró en funcionamiento en 1995. Ha sido reparada tres veces: en 1998, 2003 y 2005, porque presenta filtraciones. Esta información se oculta oficialmente. Seguramente pronto saldrá alguien de la Senagua a desmentir estas aseveraciones, pero la historia no miente.

Pero ¿por qué se insiste si se ha demostrado que no existen estudios correctos? Según palabras del Presidente Correa los estudios mal hechos significan corrupción ya que se tiene que gastar más dinero para concluir la obra, como ocurrió con el proyecto Baba que de 180 pasó a costar más de 500 millones de dólares.

En el caso de estas obras todo está mal hecho y se nota improvisaciones como las anotadas. Por ejemplo, los chinos botaron miles de toneladas de tierra y piedra al Río Grande que se ha azolvado de manera que tenemos problemas para captar agua para potabilizar. Hemos denunciado que el municipio tendrá que invertir más de medio millón de dólares en desazolvar los cauces de los ríos Garrapata y Chone a fin de mantener una reserva de agua que supere el millón de metros cúbicos para el verano.

¿Corrupción agravada?

Se insiste en seguir porque hay funcionarios y autoridades relacionadas con el gobierno que tienen compañías constructoras y de servicios, a las cuales hacen contratar sobornando a las autoridades del Instituto Nacional de Contratación Pública, INCOP (profesionales ecuatorianos han denunciado que una manera de que los “amigos del Gobierno” ganen los contratos es que los del INCOP se “olviden” de poner en el portal la experiencia profesional o los títulos académicos de los ingenieros).  De esta manera la corrupción sigue campeando en este país de la revolución ciudadana, de los corazones ardientes y de las manos limpias.

Hace días, un profesional chonense que tiene estudios en geotecnia fue llamado por Senagua para que les oriente en este proyecto. Luego de revisar los estudios existentes y recorrer las obras su conclusión es que no hay planificación y que lo que están haciendo es producto de la improvisación ya que no hay estudios geotécnicos, imprescindibles para este tipo de obras. Ha dicho que cinco perforaciones y siete sondeos, todos en el estribo izquierdo, ninguno en el derecho, son insuficientes para tener una visión clara del subsuelo y para saber que técnica constructiva usar.

Tampoco se ha pensado en la reducción de la altura de las lomas adyacentes al futuro dique que se saturarán de agua una vez que se llene el embalse debido al principio de capilaridad del agua. Esto provocará el derrumbe de las mismas y por consiguiente la destrucción de propiedades y muerte de miles de personas aguas abajo de la presa.  Por ahora nos reservamos el nombre de este profesional pero tiene la responsabilidad histórica de decir al pueblo chonense lo mal que se está haciendo. Creemos que no se venderá como otros a los que sólo les interesa el dinero. La historia lo juzgará.

No nos pidan estudios. No poseemos la capacidad económica para hacerlos. Eso es responsabilidad del gobierno así como el hacer las cosas muy bien para no poner en peligro la vida y los bienes de los chonenses. Nosotros analizamos los documentos referentes al proyecto con profesionales del país y del extranjero que saben del tema. Se solicita a los medios que investiguen, que cuestionen, que vayan a los lugares de las obras para que verifiquen nuestras aseveraciones. Lamentablemente hay malos choneros que juegan con nuestras vidas sólo por el dinero que proviene de la corrupción.

Si la represa Río Grande se construye, aconsejamos a nuestros conciudadanos comprar cientos de  velas para ponerle a San Cayetano, al Señor de la Buena Esperanza y a la Virgen de la O, o a los santos de su predilección. Contraten además misas para rogar a Dios que esa maldita obra no se rompa y no nos mate, porque todo se está haciendo mal.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla