Inicio Amazonía Minuto de la Infamia #7: Armando Naranjo

pei1

cvp

vdm2tangaaguita

Nuestra sugerencia

ultimos tweets

Mail22RSS22

Minuto de la Infamia #7: Armando Naranjo PDF Imprimir
Reporteros Populares - Amazonía
Escrito por Clínica Ambiental   
Jueves 05 de Mayo de 2016 00:00

mi7Al Sr. Naranjo, en 1988, hace 28 años, le ocasionaron un derrame de más de 500 barriles de petróleo, la empresa Petroecuador, tras removerle la tierra, le dejó ahí mismo el crudo. Su finca, como reconoce la Defensoría del Pueblo en su resolución del 28 de diciembre del 2012, no solo no cuenta con agua potable, sino que ni siquiera la tienen inventariada para darle remediación. Tras muchos reclamos, la empresa le hizo un pozo de agua de donde solo puede sacar aguas de formación, tóxicas para el consumo humano. Es lo que ocurre cuando a las empresas petroleras, que buscan sacar petróleo, se le pide que remedien, cuando no están preparadas para ello, ni saben, ni invierten, ni quieren, pero mantienen en la zozobra a quienes viven alrededor de ellas y de sus derrames. La Defensoría del Pueblo acaba de renunciar a darle seguimiento.

 

 

¿POR QUE EL MINUTO DE LA INFAMIA?

El 12 de abril del 2011 un grupo de 34 campesinos del campo Libertador en la provincia de Sucumbíos-Ecuador, pusieron una queja ante la Defensoría del Pueblo por la contaminación que las empresas petroleras ocasionaron al agua durante más de 30 años, dejándoles sin acceso a agua limpia.

La Defensoría del Pueblo, el 28 de diciembre del 2012, emitió una tímida resolución que además ha sido sistemáticamente despreciada por las autoridades responsables. Por la incapacidad o acuerdos entre autoridades y empresas, para que nada cambie, se decidió en agosto del 2015 realizar vídeos que hagan visible las afectaciones de cada uno de los afectados en internet. Se les llamó el “Minuto de la Infamia” porque el Diccionario de la Lengua Española define la infamia como “Maldad o vileza”, y eso es lo que hay en las empresas que nos contaminan y las autoridades que lo permiten cuando pasan los años y no nos quieren solucionar